Home » Aprendiendo » La importancia de los tiempos a la hora de invertir

La importancia de los tiempos a la hora de invertir

como-invertir-acuerdo-corto-mediano-largo-plazoUna de las primeras lecciones de inversión y finanzas personales que se pueden encontrar en libros o en clases como el Programa Acelerado es la correcta elección de su perfil inversor. Puede considerarse, incluso, que es el primer paso antes de continuar recorriendo el camino de una buena gestión e inversión de su capital.

Para recordar un poco cuáles son esos perfiles, está aquel que es más inclinado al riesgo. Éstos son los que se atreven a apostar a empresas en crecimiento (como startups), que tienen un gran potencial de ganancias. Sin embargo, saben con certeza que tienen altas probabilidades de perder el dinero que invirtieron en esa compañía, si algo inesperado o errado llega a pasar.

Al otro lado del espectro se encuentra el inversor conservador. Su método consiste en evitar invertir en opciones agresivas que se presentan de vez en cuando. Descartando esta posibilidad, el conservador prefiere considerar alternativas que le ofrezcan beneficios positivos y constantes.

El otro que se puede destacar es el perfil de los inversores promedio. Estas personas se destacan por activar dosis de riesgo limitadas. Toman decisiones que dependen de la oportunidad que se les presente, cuando ven que hay algún activo o instrumento que les signifique un retorno interesante.

Según informa un artículo de la página web de finanzas, Investopedia, lo que hay que tener en cuenta para crear una cartera basada en tiempos es darse cuenta de que la volatilidad implica un riesgo mayor a corto plazo que a largo plazo. Aquí un ejemplo: si usted tiene 30 años por delante para ahorrar dinero para su jubilación, la volatilidad del mercado puede no representar un peligro inmediato para su dinero, debido a que tiene décadas para recuperarse. No obstante, experimentar esa misma volatilidad un año antes de jubilarse puede arruinar sus planes.

Como regla general, la inversión a corto plazo es aquélla que está dentro de los próximos cinco años (sin embargo, para países como Argentina, este rango de tiempo puede considerarse como mediano, y a veces como largo plazo). Con un horizonte tan reducido, si hay una caída en el mercado, su portafolio no tendría tiempo de recuperarse. Sin embargo, están los que hacen trading, que a veces puede ser diario y que consiste en hacer varias operaciones en un período corto de tiempo.

Los objetivos de plazo intermedio son aquéllos que van entre cinco y 10 años. A este rango de tiempo, cierta exposición a acciones y a bonos ayudará a aumentar el valor de la inversión inicial. Como el inversor planea usar ese dinero en un tiempo relativamente lejano, se puede permitir un cierto grado de volatilidad. Una de las opciones que tendrían estas personas son los fondos mutuos balanceados, que incluyen una mezcla de acciones y bonos.

Las metas a largo plazo son las proyectadas a más de 10 años. Los inversores más conservadores pueden decir que este tipo de inversión iría después de 15 años. Durante períodos de tiempo largos, las acciones ofrecen mayores recompensas. Por ser una inversión de largo plazo no significa que no tenga un riesgo considerable. Sin embargo, lo importante de esta estrategia es que puede recuperarse de la pérdida.

En vez de comenzar por qué tipo de perfil inversor tiene, podría considerar plantearse objetivos en un rango de tiempo determinado. Haciendo este ejercicio, podrá identificar más fácilmente cuál es el instrumento que mejor se adecúa a sus metas financieras.

Lo invitamos a suscribirse a nuestro Newsletter gratuito. Para hacerlo, simplemente complete el formulario que se encuentra al terminar este artículo.

Email

Notas Relacionadas:

 
Inversor Global · RSS · Quanbit · Todos los derechos reservados de Inversor Global · Política de Privacidad · Aspectos Legales