Home » Amigos del Mercado » Invertir en Twitter de la manera más inteligente

Invertir en Twitter de la manera más inteligente

como-inversor-minorista-invertir-twitterEl 18 de mayo de 2012 Facebook hacía su debut en Wall Street completando su Oferta Pública Inicial (OPI) de acciones a un precio de US$ 38 cada una. Lo que sobrevino después es historia conocida y, en cierto punto, anticipada por el equipo de analistas de Inversor Global.

Con una relación de Precio/Ganancia (P/G) por encima de las 100 veces, Facebook se constituía en una de las empresas más caras del mercado estadounidense y la racionalidad de los inversores no tardó en imponerse: el precio del título cayó de US$ 38 a US$ 18 en un lapso muy breve, lo que significó un gran fracaso para la compañía, además de quedar como una de las peores OPI de la historia.

Sin dudas que la débil performance de las acciones de la red social más importante del mundo debilitó el mercado de las OPI en los meses subsiguientes, llevando a que muchas empresas demoraran sus salidas a Bolsa ante la expectativa negativa generada por el reciente acontecimiento.

Pese a este fallido arranque, poco más de un año después las acciones de Facebook no sólo han recuperado su valor original de la OPI, sino que han marcado un récord histórico al ubicarse encima de los US$ 45 tras la esperanza de que el negocio de publicidad móvil sea la llave para obtener cuantiosas ganancias en el futuro:

grafico nombre
Más allá de la recuperación del título, no hay que perder de vista que la empresa cotiza ahora con una relación P/G de 185 veces, por lo que la presentación del próximo balance trimestral será trascendental.

En la actualidad, sin embargo, la atención no está centrada en Facebook sino en Twitter, la red social del “pajarito”. La semana pasada, esta firma informó en un breve comunicado que comenzó los trámites ante la Securities and Exchange Commission (SEC), paso necesario para salir a negociar sus acciones a Bolsa.

Sin dudas que, de concretarse antes del 31 de diciembre, será la OPI más importante del año, con todas sus implicancias para la empresa, los analistas y los inversores de todos los tamaños.

Personalmente, creo que Twitter es una de las herramientas de internet más útiles para mi campo profesional, vinculado con las finanzas y las inversiones. Los 140 caracteres que delimitan cada uno de los tweets implican recibir información concisa y concreta, ya sea mediante una opinión, un dato empírico o bien una URL que nos dirige directamente a la fuente del contenido.

De todas formas, creo que encontrará importantes desafíos para monetizar la gran cantidad de usuarios que posee (más de 200 millones), algo que también le ha costado a Facebook gran parte de la caída inicial de sus acciones. A favor de Twitter está el hecho de que una gran proporción de sus usuarios utiliza la red social desde sus dispositivos móviles, donde parece estar la clave para potenciar este tipo de negocios.

Más allá de mi duda concreta, para los inversores privados esa piedra en el camino no será un obstáculo real para el crecimiento de Twitter. Al menos esto se desprende de la valuación implícita de la compañía a partir de transacciones que se dieron en el ámbito privado:

grafico nombre
De acuerdo con la última operación de acciones entre inversores y empleados, Twitter estaba valuada en US$ 9.000 millones. Este valor parece haber quedado obsoleto y ya se habla de una capitalización bursátil en torno a los US$ 16.000 millones.

¿CÓMO EL INVERSOR MINORISTA PUEDE APROVECHAR ESTE BOOM?

A todos nos gustaría participar de la OPI desde el puntapié inicial, si pensamos que será un excelente negocio de inversión. Sin embargo, sabemos que el inversor minorista tiene chances escasas o nulas de participar en este proceso.

Los grandes bancos de inversión que actúan como colocadores de estas “marketineras” OPI reservan los cupos de suscripción para los grandes inversores y para sus propias carteras de inversión, ya sea a través de sus fondos mutuos o productos relacionados.

Una vez más, el inversor minorista está desprotegido ante esta situación.

Si bien esta conclusión es cierta, podemos señalar que lo es de manera parcial. EnInversor Global hemos detectado uno de los grandes vehículos de inversión que permite acceder a este tipo de compañías de una manera distinta, más redituable y más segura.

Este instrumento invierte en casi todas las compañías que salen a Bolsa en los Estados Unidos, pero lo hace de manera inteligente, diversificada y con grandes resultados a la vista. De esta manera, el ahorrista individual puede formar parte de estos eventos sin sentirse excluido por la “fuerza de mercado” de los grandes inversores institucionales.

Este activo no es nuevo para nosotros. Se lo hemos recomendado a nuestra comunidad de inversores en el mes de septiembre de 2011 en el informe “El secreto para duplicar su capital”. Si usted es suscriptor, seguramente sabe a qué instrumento me estoy refiriendo.

Para quienes no forman parte de nuestra comunidad, es importante recalcar que desde la fecha de recomendación a la actualidad, el activo presenta una elocuente suba de 82% en dólares, tal cual se desprende del gráfico siguiente:

grafico nombre
Este vehículo ha permitido beneficiarse de casi todas las salidas de nuevas empresas a Bolsa, invirtiendo bajo estrictos parámetros que han permitido revalorizarse aún cuando la acción de Facebook transitaba por el peor de los escenarios.

Es por eso que señalo que se trata de una inversión noble y con bajo riesgo, pero con una potencialidad intacta. Creo que es la mejor alternativa vigente para que el inversor minorista aproveche el boom de la salida a Bolsa de Twitter.

El momento de posicionarse es ahora, por lo que le sugiero enterarse de qué se trata haciendo click aquí.

Un cordial saludo,

Diego.

P.D.: Si quiere intercambiar opiniones o ideas de inversión, lo invito a seguirme en Twitter: @diegomb80.

Email

Notas Relacionadas:

 
  • Fgentili

    BORRARON MI MSJ ANTERIOR?

Inversor Global · RSS · Quanbit · Todos los derechos reservados de Inversor Global · Política de Privacidad · Aspectos Legales