Home » Argentina » Dólar fuerte, ¿pesos débiles?

Dólar fuerte, ¿pesos débiles?

La Reserva Federal de los Estados Unidos marca el ritmo de los mercados de todo el mundo. y ahora que la era de la liquidez parece haber llegado a su fin, los mercados emergentes, que habían vivido una lluvia de divisas en los últimos cinco años, ven un éxodo de capitales. El impacto no se hizo desear en Latinoamérica. En Brasil, por ejemplo, el real se depreció un 13% en los últimos tres meses.

La pregunta que los analistas se hacen ahora es qué ocurrirá con el peso argentino en este contexto internacional de dólares fortificados. En un informe realizado por la Sociedad de Bolsa Puente se afirma que el Banco Central permitiría una mayor depreciación del tipo de cambio local, que llevaría al dólar oficial en torno a los 6,08 pesos para fines de este año.

El impacto sobre el peso

En las últimas semanas, el dólar se apreció en un 4,4% a nivel global. Las razones de este incremento están dadas por las expectativas de un aumento de las tasas de interés de Estados Unidos, a partir del último anuncio de la Reserva Federal. También, los datos de recuperación económica de Estados Unidos, especialmente del sector industrial e inmobiliario, impulsaron la demanda de activos en dólares.

La apreciación del dólar por las expectativas de mayores tasas de interés provocó una fuerte salida de capitales de los países emergentes. En Latinoamérica, los bancos centrales tomaron diversas políticas en relación a sus respectivos objetivos y situación económica de cada país. En particular, el real brasileño se depreció 13% en los últimos tres meses, afectando la competitividad del tipo de cambio real bilateral de Argentina.

En Latinoamérica, los Bancos Centrales tomaron distintas posturas para sobrellevar esta situación. Mientras que el banco central de Chile eligió mantenerse al margen y no intervenir en el mercado cambiario, dejando caer su moneda, y en Colombia, el central de ese país siguió un camino diferente, extendiendo su programa de acumulación de reservas.

Sin embargo, la Argentina tiene puestos los ojos en lo que ocurra con el Banco Central de su principal socio comercial, Brasil. En el país vecino, la salida de capitales fue particularmente intensa, y el BCB ya gastó USD 27.000 millones a través de swaps desde fines de mayo, sin lograr frenar la depreciación del real, que ya se redujo un 13% en los últimos tres meses.

“Luego de la devaluación de 2001, el peso argentino logró mantener cierta competitividad con el mundo pese a la suba de la inflación local, en gran medida, gracias a la fortaleza del real brasileño en relación al peso, a dónde se destina el 80% de las exportaciones industriales argentinas”, explican en el Departamento de Research de Puente.

Sin embargo, el debilitamiento del real brasileño, combinado con la inflación argentina, afectó la competitividad del tipo de cambio bilateral con Brasil. “En los últimos tres meses esta tendencia de apreciación real del peso se aceleró, por la fuerte depreciación nominal del real brasileño. Por su parte, el BCRA sólo aceleró levemente su política de “crawling peg” (pequeñas depreciaciones nominales) hasta un ritmo del 22% en junio (mensual anualizada) desde 18% en enero, para evitar que se transmita una mayor inflación a través de los bienes transables”, señalan los analistas de Puente.

“Para lo que resta del año creemos que el BCRA permitirá una mayor depreciación del tipo de cambio, alcanzando una depreciación de 24% en 2013, hasta 6,08 USD-ARS para fin de año, mientras que la tasa Badlar continuaría su leve tendencia alcista hasta un nivel de 19% anual esperado a fin de año”, anuncian.

“De este modo”, recomiendan, “en la parte corta de la curva, creemos que los bonos USD-linked son más atractivos que los bonos denominados en ARS que ajustan por Badlar o por CER, siempre y cuando la tasa de depreciación de corto plazo no sea inferior a 22% anual. Pero en la parte larga vemos mayor valor en los bonos en ARS ajustables por Badlar”.

Respecto los bonos en ARS ajustables por CER, plantean que “podría haber margen para ganancias de capital si se reduce la inflación oficial en algunos meses”.

 
Email

Notas Relacionadas:

 
Inversor Global · RSS · Quanbit · Todos los derechos reservados de Inversor Global · Política de Privacidad · Aspectos Legales