Home » Inversiones » Aprenda a identificar acciones explosivas

Aprenda a identificar acciones explosivas

Algunas empresas tienen un enorme potencial de retorno promedio a largo plazo y pueden tener beneficios espectaculares sobre el patrimonio del inversor con el paso de los años. Tienden a ser compañías pequeñas con un modelo de negocios de gran escalabilidad, con la que logran retornos explosivos. Si bien son alternativas a tener en consideración, sepa que los riesgos de apostar a éstas también son elevados.

Las acciones de Amazon (AMZN) podían comprarse por cerca de 1,5 dólares en mayo de 1997, mientras que esta semana acaban de marcar nuevos máximos históricos por encima de 270 dólares por papel. Quienes compraron la posición a esos precios iniciales y la mantuvieron en el tiempo hoy disfrutan de una ganancia realmente fabulosa.

Por otro lado, no debemos caer en la nebulosa de pensar que una operación de este tipo es simple. Amazon es un gigante del comercio online, con una cartera de productos diversificada. Es una empresa de alto crecimiento que desplazó a muchos comercios minoristas y que además se está ramificando en muchas áreas interesantes como cloud computing, streaming y tabletas, entre otros.

Sin embargo, en 1997, Amazon era una pequeña compañía que vendía libros vía intenet, en un tiempo en el cual muchos consumidores eran reticentes a utilizar sus tarjetas de crédito para pagos online por cuestiones de seguridad. Además, muchas otras empresas intentaban posicionarse como competidores potenciales de Amazon.

Muchas otras compañías de comercio electrónico cayeron abruptamente, a pesar de que generaban tanta atención, al igual que Amazon, tras el boom de las acciones tecnológicas.

La primera lección entonces es que las empresas pequeñas -en negocios muy innovadores- pueden tener retornos extraordinarios, pero también una alta posibilidad de fracaso. Por lo tanto, es importante prestar atención a la diversificación del portafolio para evitar que un fracaso puntual produzca un daño demasiado grande en la cartera.

La matemática de los rendimientos en esta clase de activos es muy particular, ya que existe una posibilidad de fracaso muy elevada. No obstante, cuando la compañía resulta triunfante, las ganancias pueden ser más que onerosas. Esto hace que la diversificación sea enormemente importante en este tipo de inversiones, no sólo para llevar un registro de los riesgos, sino también para maximizar las utilidades.

En el peor de los casos, si la acción se desvaloriza por completo, la pérdida del inversor será del 100% del monto invertido. Por otro lado, en los caso de triunfo, es posible obtener ganancias del 500% o 1.000%, e incluso más con el correr de los años. Lo importante es posicionarse en las empresas ganadoras, más allá de que esto signifique también mayor exposición a los negocios que no terminan siendo exitosos.

Es importante además considerar que esta clase de acciones suelen tener altísima volatilidad dado que sus perspectivas de negocios son especialmente inciertas en los primeros años. Los precios no suben –ni bajan– en línea recta, y las oscilaciones en esta clase de activos pueden ser particularmente abruptas. El inversor necesita estar preparado para esta volatilidad y tener un plan de acción al respecto.

Algunos prefieren mantener sus activos y no prestarle atención a las fluctuaciones de precios a corto plazo, mientras que otros optan por una actitud más activa, entrando y saliendo de las mismas en función de los gráficos de precios. Ambas alternativas pueden ser acertadas mientras estén en congruencia con el perfil del ahorrista y su filosofía de inversión. Pero resulta vertebral contar con un plan anticipado, ya que las decisiones tomadas en circunstancias de estrés y de poca claridad no son las mejores.

Las empresas más innovadoras y disruptivas pueden tener un extraordinario potencial de ganancias, especialmente cuando la posición se toma en la etapa inicial del negocio, cuando la empresa es todavía pequeña y muy dinámica. Sin embargo, tanto los riesgos a largo plazo como la volatilidad de precios a corto plazo son factores que deben tenerse en cuenta a la hora de invertir en estas compañías. La planificación y la disciplina son cuestiones centrales en esta clase de operaciones.

Fuente: Sala de Inversión

Email

Notas Relacionadas:

 
Inversor Global · RSS · Quanbit · Todos los derechos reservados de Inversor Global · Política de Privacidad · Aspectos Legales