Home » Personajes » “Yo pondría mis ahorros en BitCoins”

“Yo pondría mis ahorros en BitCoins”

Candelaria Cerutti

En medio de una situación económica incierta donde los argentinos no saben qué hacer con sus ahorros, Santiago Siri, se ha dedicado a poner a Latinoamérica entre los primeros lugares globales en la creación desoftware innovador, nos habla de monedas virtuales que permiten hacer transacciones económicas online de forma anónima y sin ningún intermediario. Internet ya avanza con cambiar el sistema monetario. 

En un paquete envuelto en postales “para despistar y camuflar todo”, relata Siri, y con un cartel que decía: “we are Anonimus” (“somos Anónimo”, en referencia a la red de hackers computacionales que cada tanto hace noticia por quebrar la seguridad informática de importantes instituciones estatales alrededor del mundo) un día el joven emprendedor recibió un paquete con su nombre en la puerta de su casa. Al abrirlo y ver que allí estaba aquello que había comprado por Internet unas semanas atrás terminó de comprobar lo que ya venía pensando hace tiempo: “El software se está comiendo al mundo e Internet revolucionó también a la economía”.

Claro que esta compra no había sido hecha por medios como Mercado Libre, eBay o DeRemate.com. Tampoco la pagó con pesos o dólares. Ni usando una tarjeta de crédito o débito, sino que fue la primera vez que Siri utilizó una plataforma de e-commerce en donde sólo se acepta una única moneda: el BitCoin.

“Se trata de una moneda virtual libre que no depende de ningún banco”, explica Siri. Ésta nació en 2009 a partir de un paper publicado por el entonces desconocido Satoshi Nakomoto. El trabajo aseguraba haber encontrado la forma de crear en Internet una moneda digital sin banco central y con garantía de anonimato. De la emisión de moneda se encargaría un software programado para detenerse en 2020, cuando el circulante llegase a 21 millones de BitCoins. Para asegurar el anonimato, habría un complejo sistema de claves en una red P2P, similar a la que emplean quienes comparten música y películas por Internet.

Pese a que parece algo de Ciencia Ficción, la realidad es que hoy en día ya hay gente que está operando y haciendo transacciones por medio de esta moneda. Para hacerlo, hay tres formas de conseguir BitCoins. La primera es la más sencilla: comprándolas en mercados online en los que la moneda cotiza siguiendo las leyes de la oferta y la demanda (unos US$12 por BitCoin, al cierre de esta edición). La segunda es vendiendo algo y aceptando BitCoins a cambio. Y la tercera es la más original: para funcionar, el sistema necesita la colaboración de muchas computadoras. Los usuarios que ceden a la red BitCoin parte de la potencia de sus equipos entran, a cambio, en el reparto de monedas cada vez que se produce una nueva emisión. “De esta última manera el costo de energía es más grande que el valor de la BitCoin en sí”, cuenta Siri, quien optó por elegir el primer camino para conseguir sus primeras monedas virtuales.

“Cuando escuché hablar por primera de las BitCoins empecé a averiguar y luego de un año de investigar sobre ellas pensé que la mejor manera de ver cómo funcionaban era realizando una transacción”.

Fue así que Siri comenzó la aventura por descubrir un mundo hasta el momento desconocido para él y todavía uno muy poco conocido por la mayoría de las personas.

El largo camino

Lo primero que hizo Siri fue …

Si quieres saber más sobre Santiago Siri y las BitCoins, puedes seguir leyendo esta nota haciendo click acá. Si no estás suscrito a revista InversorGlobal Argentina, puedes hacerlo a través de un click acá.

Para suscribirte a la revista InversorGlobal Chile, puedes hacerlo a través de un click acá.

Email

Notas Relacionadas:

 
Inversor Global · RSS · Quanbit · Todos los derechos reservados de Inversor Global · Política de Privacidad · Aspectos Legales