Home » Inversiones » Los nuevos grandes millonarios argentinos

Los nuevos grandes millonarios argentinos

En la cima nada cambió demasiado. Carlos Slim sigue siendo el hombre más rico del mundo. Así lo dijo la revista Forbes el miércoles pasado luego de dar a conocer el listado de los empresarios más ricos del mundo. Por tercer año consecutivo el mexicano y su fortuna de US$ 69 mil millones relegaron a los estadounidense Bill Gates y Warren Buffett.

Si quiere conocer todo acerca de las estrategias de inversión no sólo de Slim y Buffett, sino de los también rutilantes John Paulson y Jim Rogers, los invitamos a leer Los cuatro ases de las inversiones globales, la nota de tapa de la última edición de revista InversorGlobal.

De todos modos, hoy nos quedamos en casa. Aunque bastante por debajo de la cima, pero de a poco intentando escalar en el ranking, son cada vez más los argentinos que integran la nómina de los billioniers (término utilizado para referirse a las poseedores de fortunas superiores a los mil millones de dólares).

Los argentinos más ricos son Paolo y Gianfelice Mario Rocca, quienes, si bien son italianos de nacimiento (sólo cuatro fortunas en Italia los superan), desarrollaron sus negocios en nuestro país y, de hecho, Paolo está radicado en San Isidro hace años y es una de las figuras más emblemáticas del empresariado local.

Los Rocca ocupan el puesto 166 del mundo. Son los propietarios de Techint, la más grande empresa productora de tubos de acero sin costura para la industria petrolera y poseen bienes por unos US$ 6 mil millones. Los Rocca poseen el 20% de las siderúrgicas de Ternium (controlante de la argentina Siderar), con negocios en varios países en Sudamérica, y Tenaris (TX).

En el puesto 199 de Forbes figuran los hermanos Carlos y Alejandro Bulgheroni, con una fortuna estimada en US$ 5.100 millones. Alejandro, de 68 años, vive en Argentina, mientras Carlos, de 66 años, está radicado en Roma. Con la empresa Bridas, fundada por su padre, se dedican a la actividad petrolera. Bridas es la segunda compañía productora de crudo y gas de la Argentina, detrás de YPF (YPF).

En marzo de 2012 la empresa China’s National Overseas Oil Company (CNOOC) pagó US$3.100 millones por la mitad de las acciones de Bridas. También a través de esta empresa, los Bulgheroni ostentaban el 20% de la participación de Pan American Energy, que se amplió un 60% luego de que el gigante británico del petróleo BP se retirara de la sociedad que conformaban en nuestro país. PAE adquirió las operaciones locales de ExxonMobile por US$ 800 milliones.

En el puesto 719 de Forbes aparece Eduardo Eurnekian, con una fortuna valuada en US$ 1.800 millones. Este empresario de 78 años, destacado integrante de la comunidad armenia en Argentina, está radicado en Buenos Aires y diversifica sus negocios en televisión por cable, agricultura y servicios aeroportuarios. En agosto pasado vendió su cadena de tiendas libres de impuestos de aeropuertos a la firma suiza Dufry por US$ 957 millones. Además, mantiene la participación del 84% de Aeropuertos Argentina 2000, que presta servicios de administración y explotación de terminales aéreas en Argentina, Italia y Brasil. Eurnekian se desprendió en 1994 de la hoy complicada Cablevisión por US$ 750 millones.

En el puesto 854, aparece el argentino Gregorio “Goyo” Pérez Companc, cuya fortuna se estima en US$ 1.500 millones. Con 77 años, Pérez Companc es padre de siete hijos y reside en Buenos Aires. Hizo la mayor parte de su fortuna en el conglomerado de energía Pérez Companc, que vendió al gigante brasileño Petrobas por US$ 1.200millones en 2002.

En diciembre de 2009, Pérez Companc cedió el 75% de sus acciones en la alimenticia Molinos Río de la Plata, fabricante de pastas, harina y verduras congeladas, a sus siete hijos, por lo que el valor de este negocio no está incluido en su patrimonio. Además, “Goyo” incursionó en la fabricación de venta de helados premium con su marca Munchi’s y creó el parque temático Temaiken.

La última en la nómina de “billonarios” argentinos, con el puesto 1015, es una mujer: María Inés de Lafuente Lacroze, de 67 años, hija y heredera de la recientemente fallecida Amalia Lacroze de Fortabat, quien fuera conocida en el mundo como “la dama del cemento”. Amalita llevó las riendas de la cementera Loma Negra hasta 2005, cuando la vendió al holding brasileño Camargo Correa por US$ 1.000 millones.

Su hija heredó una fortuna que incluye una pintura del inglés William Turner, cuyo valor estimado es de U$S 60 millones y unas 90 mil hectáreas de campos ganaderos y granjas que integran el grupo agroindustrial Estancias Unidas del Sud. Además tiene propiedades en Argentina, Uruguay y Estados Unidos.

¿Qué tienen en común todos estos billioniers? Además del dinero, claro, lo que los asemeja es que todos los argentinos que lograron entrar en esta lista ganaron su dinero, no solamente a través de un buen negocio, sino a través de un buen manejo de finanzas e inversiones.

Todos supieron ver que un negocio exitoso no asegura el crecimiento sostenido y continuo de dinero. Para lograr eso, ellos debieron incursionar en el mundo de las inversiones. Comprar y vender acciones y empresas, así como diversificar e innovar constantemente sus negocios son sólo algunos de sus secretos.

Email

Notas Relacionadas:

 
  • Pia Salado

    La verdad envidio a estos hombres, yo quisiera tener aunque sea el 2 % de la plata
    que tienen, para hacer realidad mis sueños…. y ayudar a mi gente, que sueños tendrán estos hombres?????, igual que Dios los bendiga y que yo algún día pueda hacer realidad mis sueños. Buenas Noches soy Pía Salado de Salta capital.

Inversor Global · RSS · Quanbit · Todos los derechos reservados de Inversor Global · Política de Privacidad · Aspectos Legales